Naftalina

Naftalina

¡No sólo pone a raya a los bichos!

¿Quién de los que nos acercamos ya a la cincuentena no recuerda la odora bofetada que se producía al abrir ciertos armarios de casa? Las culpables no eran otras que unas bolitas que las mamás tenían costumbre de almacenar en los rincones de esos armarios, baúles o demás. Todo para preservar de las hambrientas polillas la ropa que requería menos trasiego.

En una ocasión alguien me contó sobre los efectos devastadores que unas cuantas bolitas de naftol (dicloro de benzeno), que es como lo denominan los químicos, podían producir en determinados seres vivos que no eran los habituales que rondaban por casa. Si alguien está interesado en descubrir el porqué de la presencia de la naftalina en El Tomoscopio de Mimbre no tiene más que acudir a la lectura de sus páginas. ¡No desprende olor, lo aseguro!

Anuncios

Alfredo Bryce Echenique: un peruano del mundo

Alfredo Bryce Echenique

Su vida contada es su mejor novela

Debo reconocer que no es un literato con el que yo me haya volcado a fondo en su obra. Pero son de esos personajes cuya biografía y leyendas eclipsan cualquier relato que pueda surgir de su estilográfica.

Este peruano de familia acomodada que desde pronto sintió que su mundo necesitaba una buena dosis de viajes, para conocer lugares y gentes, recaló en no pocos países de Europa. Donde más se le recuerda es en París en su época de profesor de La Sorbona en la que protagonizó episodios delirantes como consecuencia de su prolongada crisis de insomnio que lo llevó a tener que pasar algún tiempo en el hospital.

Aunque sus correrías en España no fueron menores en intensidad. Existe prácticamente un anecdotario, las más de las veces real y el resto adobado por la imaginación de su entorno, que dan a este hombre una dimensión digna de ser recogida en El Tomoscopio de Mimbre.

¡Salud caballero, aunque no haga usted mucho por ella!

Cuervo y Sobrinos: el tiempo con alma latina

Cuervo y Sobrinos Historiador Cronógrafo

CS Historiador Cronógrafo: un reloj de leyenda

De todos es conocido el liderazgo de Suiza en materia de industria relojera desde que este invento pasara a marcar los tiempos del ser humano.

Lo que puede que no muchos sepan es que una casa fundada en La Habana en 1882 desarrolló un talento sin igual para este arte que consiguió, en aquella época, que firmas de alta relojeria como Rolex, y Patek Philippe compartieran sus nombres con Cuervo y Sobrinos en las carátulas de los establecimientos de alto copete.

Y así fue como esta casa, puesta en pie por una familia de origen asturiano, se hizo con un nombre entre las más grandes al reproducir, como pocos, la tecnología punta del momento traída del país helvético.

Tras diversos avatares con la propiedad de la marca así como acontecimientos políticos sucedidos en la isla caribeña, en la actualidad se continúan fabricando en Suiza y su prestigio le ha permitido recientemente nombrar a Antonio Banderas “CS Latino International 2013”.

El Tomoscopio de Mimbre no dejó pasar la oportunidad de hacer mención a esta casa, siendo el reloj de la imagen el que lucía el padre del protagonista y que posteriormente formaría parte del exiguo legado a su hijo.

Disfruten con esta otra foto de 1918 de la relojería en la Habana:

Cuervo y Sobrinos LH

Una instantánea que detuvo el tiempo

La Expo ’92 de Sevilla: una explosión de cosmopolitismo

Curro-Expo-92

¡El último curro que hubo en Sevilla!

Aquellos que vivieron este colosal acontecimiento siempre tienen a mano algún sucedido, anécdota o recuerdo agradable que los retrotrae a un 1992 en el que las cosas pintaban de otra manera.

Sevilla llevó hasta sus extremos el concepto de cosmopolitismo del que los tangerinos ya veníamos con sobrado entrenamiento. El público tuvo ocasión de conocer muchas innovaciones, muchas gastronomías y, más importante, gente de todo pelaje y condición. Y eso no pasó desapercibido para El Tomoscopio de Mimbre.

Una pena que los de siempre (los del “vamos a llevarnos bien, todo lo que podamos llevarnos bien”) tuvieran la ética tan blanda y la cara tan dura para sublimar tanto metal pesetero.

Para quitarnos ese mal sabor de boca anterior, ¿qué tal un paseo por uno de los pabellones más impresionantes de la Exposición Universal? Efectivamente, Japón. Con saber que no se utilizó un solo clavo en su construcción, comienza el asombro.

Radio Mackay de Tánger

Mackay Radio

Mackay Radio tenía una sucursal en Tánger

Pues sí. Algún lector que estas alturas de El Tomoscopio de Mimbre aún se esté preguntando por la existencia o no de esa radio en la que trabajaba el padre del protagonista en Tánger, tiene en esta entrada su confirmación.

Siempre se supo que esta radio no era más que una base, no militar pero casi, de los norteamericanos (USA) en el norte de África a través de la cual controlar la información que circulaba por el espacio radioeléctrico en este rincón del mundo a beneficio de inventario de la Administración norteamericana. La imagen ilustra a las claras la importancia de la casa matriz de esta radio, en su tiempo recogida por el periódico ABC en 1933.

De entre sus colaboradores más destacados en su sede tangerina hubo españoles como Jaime Menéndez Fernández. Pero ahí no acaba la cosa. También existió otra radio de características similares, la RCA, de la que formaron parte tangerinos como Pepe Gisbert (vecino, por cierto), Paco Jiménez, Rubén Acosta y José Antonio Perea, que a la postre acabaron enrolándose en los destacamentos madrileños de la NASA en Fresnedillas, primero, y Robledo de Chavela después.

Rghaif: un desayuno diferente

rgaif

Una maravilla para desayunar

Por la foto se intuye que puede ser la adaptación marroquí de la conocida crêpe. Y se parece, pero no es lo mismo. A una boca algo viajada no hay quien la engañe.

Mis favoritas siempre fueron las de mantequilla rancia y miel. De hecho, cuando voy a Tánger elijo los hoteles en función de si ofrecen rghaif o no en el desayuno.

Por si alguien se anima a hacerlas, la videoreceta:

Habrá que sacarlo de la Xistera

También conocida como cesta

El Tomoscopio de Mimbre saluda todas las iniciativas que busquen dar impulso al espectacular deporte de la cesta punta. Y recuperar, cómo no, la presencia que en sus tiempos de oro obtuvo en no pocos países.

No es la primera vez que se ha comentado en este espacio la enfermiza dependencia que llegó a tener este deporte en relación a las apuestas, siendo uno de los motivos de su brutal caída, sin perder de vista lo gravosas que resultan las herramientas para su práctica.

Por eso, un proyecto como XISTERA tiene en su agenda, a modo de prioridad, dar a conocer la cesta punta a los niños de forma que proliferen las asociaciones que soporten socialmente su nuevo auge.

El siguiente vídeo da una idea de este necesario proyecto. ¡Mucha suerte!