El “TIC y traca” en las bolsas mundiales

Flash-Boys

¡Adivinen la siguiente etapa en la evolución!

En un capítulo concreto de El Tomoscopio de Mimbre, al hablar de los traders, se acaba concluyendo que el gran peligro del trading no reside tanto en su operativa, ya perversa en su origen y objetivo, sino en haber dejado en manos de los ordenadores la mayoría de decisiones, de compra y venta, a tomar en cuestión de nanosegundos.

Algo que recientemente viene a corroborar Michael Lewis con la publicación de su libro Flash Boys, en el que denuncia cómo  estas prácticas provocan vaivenes carentes de toda lógica en los mercados bursátiles, sutilmente dirigidos por ciertas corporaciones financieras y aprovechándose de microventajas tecnológicas para ganar dinero de manera aún más sucia.

¿Cuánto más tiempo va a pasar hasta que los Estados ejerzan lo que les queda de soberanía para combatir este vulgar timo?

 

Anuncios