Le “Petit Taxi”

petit taxi

Un peculiar modo de transporte

Una de las estampas habituales de Tánger, y a la vez mal conocida por los turistas novatos, es la de una legión de vehículos Fiat Punto de color turquesa, con raya amarilla horizontal a media altura, que circulan recogiendo y soltando pasajeros por sus calles.

Y digo mal conocido porque no responde exactamente al concepto de taxi al que en España estamos acostumbrados. Ya no sólo por el precio, ridículo por cierto, sino por ese peculiar sistema que deja al arbitrio del conductor ir deteniéndose en cualquier momento a subir nuevos pasajeros además de los presentes.

Aún así tiene su encanto siempre y cuando el conductor no esté aquejado de diarrea verbal tal, detalle recogido en uno de los capítulos de El Tomoscopio de Mimbre.

Anuncios