Ricardo Zamora y la cesta-punta

ricardo zamora

¡Mira por donde no era una batallita del abuelo!

En ocasiones mi abuelo Joaquín destapaba el frasco de las esencias, escapando por su boca alguna que otra anécdota. La que hoy me viene a la memoria es una en la que me contaba cómo Ricardo Zamora, el mítico portero de la selección española de fútbol, y por aquel entonces enrolado en las filas del Español de Barcelona, se acercaba de vez en cuando al frontón donde entrenaba mi abuelo para dar unos cestazos contra la pared junto a ellos.

Debo reconocer que no siempre daba máxima credibilidad a esos relatos aunque me divertía mucho escuchándolos. La sorpresa me la llevé un día que llegó hasta mí una fotografía de la época en la que el guardameta aparecía con una cesta enfundada en su mano derecha.

Se ve que el tiempo del selfie aún no había llegado, si no estoy convencido de que hoy podría ofrecerles una instantánea de mi abuelo junto a esa gloria futbolística y se hubiera dado cuenta de ello en El Tomoscopio de Mimbre.

Anuncios

Chuetas de Baleares

Familia Chueta

No dejaron que el olvido los devorara

Una de las mayores gozadas en esta vida es acceder a las infinitas historias y conocimiento por medio de un libro. Otra de ellas es hacerlo cuando viajas.

Hace unos años tuve la oportunidad de acercarme por segunda vez a la ciudad de Ávila. En esa ocasión un paseo reposado por sus calles me condujo hasta una pequeña librería, regentada por un librero. Y hago hincapié en la aparente redundancia porque no siempre es así.

Este hombre, de trato afable, me hizo partícipe de una novedad editorial perteneciente al profesor José Jiménez Lozano y cuyo título rezaba Sobre Judíos, Moriscos y Conversos. Gracias a ese libro accedí a un conocimiento de grano fino sobre la deriva que tomó la Historia para aquellos residentes judíos en las Islas Baleares, una vez decretada su expulsión del país en 1492. Pactos incumplidos, denuncias falsas, persecuciones y, cómo no, autos de fe. Además de etiquetar como chuetas a aquellos que abrazaban la fe católica para evitar lo que consideraban males mayores para su devenir.

Fue curioso comprobar el verano pasado en Palma de Mallorca, como todavía hoy perviven ciertos apellidos chuetas en comercios y placas por las calles. Por eso en El Tomoscopio de Mimbre se quiso tener un afectuoso recuerdo para esta comunidad hoy integrada sin discriminaciones en esas bellas islas.

chuetas

El Tango del Chocolarte

Abuela Ili

El Chocolate de una abuela muy especial

En un viaje que realicé a la Alpujarra granadina allá por 2002 tuve ocasión de conocer, en un bar de carretera, a Mauricio Riera. Casualidades de la vida, había adquirido meses antes en Granada una caja de un desconocido chocolate en rama que su familia producía. Es bonito saber que La Abuela Ili es hoy una más que reconocida empresa en toda Andalucía. Pero tiene toda una historia detrás.

Creada en 1999 por Oscar Riera y Lidia Postigo “Ili”, venidos de la Argentina, arrancó con la producción de chocolates al baño María para los vecinos de la localidad alpujarreña de Laroles. Tras el fallecimiento de ésta en 2003, su hijo Mauricio fue poco a poco haciéndose con las riendas de la actividad hasta relanzarla en la vecina Pampaneira. ¿Cómo? Incorporando novedades tanto al diseño como a las combinaciones de chocolates, además de regentar hoy una tienda en plena Carrera de la Virgen en Granada capital.

Una de las curiosidades de esta casa es el proceso artesanal de fabricación para elaborar el chocolate en rama. Una vez caliente el chocolate, se vierte sobre una piedra fría, se extiende y, antes de que se solidifique, lo fragmentan en pequeñas láminas. Una delicia más y cuando ya han conseguido, después de no pocos sinsabores, su elaboración con chocolate del negro negro. Este detalle vino a endulzar un momento concreto de El Tomoscopio de Mimbre y por eso queda hoy reflejo aquí.

Más información…

¿Africultura?

airegin

Famoso tema cuya gracia está en leerlo al revés

En entradas anteriores del blog se presentó a un personaje de la novela El Tomoscopio de Mimbre, perito de minas para más señas, que motivaba una aventura por tierras nigerianas del protagonista.

Desde un primer momento la banda sonora correspondiente a este episodio y época, se presentó de la mano de Sade Adu que acababa de explotar en las listas musicales con su Smooth Operator y de un clásico del jazz, Airegin, esta vez en versión de Manhattan Transfer junto a Jon Hendricks.

Quedan en las mejores notas con este vídeo grabado en 1984 en el festival suizo de Montreux (@MontreuxJazz) con la mítica actuación de Sade:

Todavía colgados con Calvi

Roberto Calvi

¡Su cara no presagiaba nada bueno!

Ayer, en El Tomoscopio de Mimbre se hizo mención a un famoso puente de Londres, el de BlackFriars. En él se relataba telegráficamente un suceso que conmovió al mundo como fue la aparición del banquero italiano Roberto Calvi, con una soga al cuello, colgado del mismo.

Un hombre de la confianza absoluta del Vaticano, no en vano estuvo al cargo de las finanzas del IOR (Instituto de Obras para la Religión), eufemismo para no llamarlo Banco Vaticano. Hasta que, espeluznado por determinados movimientos que se realizaban con esos dineros, quiso informar del descalabro al que se abocaba la institución de continuar por esa senda.

Y ahí comenzó su “calviario”. Huído de Italia, recorrió no pocos lugares hasta llegar a Londres al saber que su vida pendía, a partir de ese momento, de un hilo. Profética metáfora que se vería superada sólo por el grosor de la cuerda.

Tal día como hoy, treinta y cuatro años después de aquello, todavía sigue coleando el asunto en los juzgados italianos, enmarañado por todo tipo de argucias procesales y con sus hijos fuera del país aún.

 

blackfriarsbridge

BlackFriars: “il ponte maledetto”

Puente de BlackFriars

El Puente de los Monjes Negros

El puente Blackfriars de Londres cruza el río Támesis a la altura de una calle de igual denominación, no muy lejos de la Tate Modern Gallery. Tal como se aprecia en la imagen, una estampa sin igual con la catedral de San Pablo detrás es la que suele recordar todo visitante.

Vino en adquirir fama mundial un 18 junio de 1982, cuando el responsable del italiano Banco Ambrosiano y del Instituto de Obras para la Religión (Banca Vaticana), Roberto Calvi, apareció “soga al cuello” bien amarrado a uno de sus arcos. Presentado como suicidio en un inicio, se probaría años más tarde que todo apuntaba a un asesinato.

El Tomoscopio de Mimbre pasa muy de puntillas sobre este asunto, aunque no deja de recordar el suceso. Cosa que sigue haciendo su hijo todavía, intentando desemascarar a los auténticos culpables. Pues lo tiene crudo…

¡¡¡Pues bienvenidos sean las 24000 visitas!!!

El pasado domingo 16 de Junio, en otra manifestación de amabilidad de esas personas, un número tan redondo como el de 24000 visitas ha quedado registrado en la página de venta de la novela El Tomoscopio de Mimbre, demostrando el interés que en ellas ha suscitado.

Una vez más, expresar mi agradecimiento a esas personas, algunas de ellas compradoras de la misma, y desear que disfruten de su lectura y de la ayuda que están prestando a CEAFA para arrinconar cada vez más a una enfermedad como el Alzheimer.

Como se ve seguimos en el rango de venta 2 (no significa que se hayan vendido dos ejemplares) en la relación visitas/compra está en una escala del 1 al 9 siendo 1 el mejor rango.