Radio Mackay de Tánger

Mackay Radio

Mackay Radio tenía una sucursal en Tánger

Pues sí. Algún lector que estas alturas de El Tomoscopio de Mimbre aún se esté preguntando por la existencia o no de esa radio en la que trabajaba el padre del protagonista en Tánger, tiene en esta entrada su confirmación.

Siempre se supo que esta radio no era más que una base, no militar pero casi, de los norteamericanos (USA) en el norte de África a través de la cual controlar la información que circulaba por el espacio radioeléctrico en este rincón del mundo a beneficio de inventario de la Administración norteamericana. La imagen ilustra a las claras la importancia de la casa matriz de esta radio, en su tiempo recogida por el periódico ABC en 1933.

De entre sus colaboradores más destacados en su sede tangerina hubo españoles como Jaime Menéndez Fernández. Pero ahí no acaba la cosa. También existió otra radio de características similares, la RCA, de la que formaron parte tangerinos como Pepe Gisbert (vecino, por cierto), Paco Jiménez, Rubén Acosta y José Antonio Perea, que a la postre acabaron enrolándose en los destacamentos madrileños de la NASA en Fresnedillas, primero, y Robledo de Chavela después.

Anuncios

Rghaif: un desayuno diferente

rgaif

Una maravilla para desayunar

Por la foto se intuye que puede ser la adaptación marroquí de la conocida crêpe. Y se parece, pero no es lo mismo. A una boca algo viajada no hay quien la engañe.

Mis favoritas siempre fueron las de mantequilla rancia y miel. De hecho, cuando voy a Tánger elijo los hoteles en función de si ofrecen rghaif o no en el desayuno.

Por si alguien se anima a hacerlas, la videoreceta:

Teatro Cervantes

Teatro Cervantes

El Templo de la canción española en Tánger

Inaugurado en 1913 con un aforo para 1400 butacas, por su escenario pasaron figuras como Estrellita Castro, Carmen Sevilla, Imperio Argentina, María Caballé, Antonio Machín, Manolo Caracol, Lola Flores, Pepe Marchena o Juanito Valderrama.

Por ello no es exagerado decir que este teatro, que vivió su época dorada en la década de los cincuenta, fue el más grande y más conocido del norte de África. Y así quiso dejar constancia de ello El Tomoscopio de Mimbre haciendo referencia a los cancioneros que se repartían antes de las actuaciones.

Hoy, pese a varios intentos de uno y otro lado por recuperarlo, nadie termina por echar el pie adelante para convertirlo en un centro cultural al servicio de los habitantes de Tánger.

Un vino de “chapeau”

Un lujo al alcance de todos

Un lujo al alcance de todos

Hay una escena de El Tomoscopio de Mimbre en que se hace alusión a un tipo de vino de la comarca Jerez-Xeres-Sherry de un sabor y color inigualables: el vino oloroso seco.

Desde esta entrada se quiere hacer un homenaje a quienes, en mi opinión, mejor consiguen transformar la uva en este río de oro líquido. Y no son otros que los de la Bodega González Obregón de El Puerto de Santa María (Cádiz).

El propio autor de El Conde de Montecristo, Alejandro Dumas, no quiso dejar de alabar estos vinos en su obra y cómo no, en un libro poco conocido de él por estos lares como era El Gran Diccionario de la Cocina.

María Sagredo y la importancia de las abejas

Recreación Sagredo

María Sagredo, adalid de las abejas

En una entrada anterior de este blog se hizo referencia a este pechera que ha pasado a la Historia por su ardor guerrero frente a las escaramuzas moriscas de 1570, arrojándoles a la desesperada colmenas plagadas de abejas.

Tal como se aprecia en esta bonita imagen, que sirve de invitación a acercarse el próximo fin de semana a este enclave de la malagueña Sierra de las Nieves, para participar junto con sus vecinos en la I Recreación Histórica de aquel suceso, aparece esta heroína enjambre en mano.

Dado que la localidad de Alozaina (@aytoalozaina) está ubicada en un entorno de alto valor ecológico, ligo esta noticia con la reciente campaña promovida por GreenPeace para salvar las abejas para las que no corren buenos tiempos debido a determinados pesticidas empleados en la agricultura.

Si en su día María Sagredo se valió de las abejas para ahuyentar esa emboscada morisca, debemos saber que las abejas nos llevan blindando de muchos problemas con su actividad a los seres humanos. Ahora nos toca a nosotros arrimar el hombro en su defensa.

 

 

Del gruyère al emmental…

Emmental

Cada vez más aire que sustancia

Para los buenos aficionados al queso no es complicado distinguir entre uno de tipo emmental y un gruyère. Eso sí, lo que gusta nada al consumidor es cuando le tratan de vender a precio de gruyère la totalidad o parte de un emmental.

Lo paradójico es comprobar cómo hoy en día esto ocurre, grosso modo, con la economía actual en un Occidente cada vez más extendido por el mundo. Cuando pensábamos, ¡ay qué ingenuos!, que el devenir de la economía estaba asentada sobre pilares que tenían que ver con el trabajo y el esfuerzo a lo largo del tiempo, al abrirse el melón con la crisis se está viendo la de oquedades de aire que conforman el montaje, producto la mayoría de ellas a varias burbujas, entre la que viene predominando la financiera.

En El Tomoscopio de Mimbre se incluye una referencia como esta. ¡Descúbrela!

Los sucesos de La Cantuta

La Cantuta

Para que no se olvide, que también es cuna de buen Magisterio.

La ciudad de Lima tiene no pocas historias sombrías que el tiempo y la política del momento se encargó de ir acallando. Una de ellas, bastante tétrica por cierto, tuvo lugar en la universidad radicada en el barrio de La Cantuta en el mes de Julio de 1992.

Bajo la presidencia del ínclito Alberto Fujimori, de raíces japonesas como muchos habitantes peruanos, y con la ayuda del a la postre macabro jefe de la Inteligencia, Vladimiro Montesinos, urdió una de las operaciones más sangrientas contra un grupo de profesores y alumnos de aquella universidad. Con la excusa de que el grupo terrorista Sendero Luminoso estaba extendiéndose por algunos campus estudiantiles, a la vista de las protestas que se producían en ese tiempo, emprendió un asalto protagonizado por el grupo Colina que acabó con varios muertos y heridos.

Gracias al valor de ciertas personas, jugándose la vida, se consiguió que este suceso no cayera en el olvido ni oficial ni popular. Desde El Tomoscopio de Mimbre se ha querido contribuir a este fin.