Nicolas Capt: el más listo de la clase

¡Duro de pelar!

¡Duro de pelar!

Si una persona se ve en la necesidad de algún tipo de asesoramiento legal en materia de comunicaciones, Internet, etc… y tiene recursos a su alcance, este es su hombre: Nicolas Capt.

Este abogado suizo que junto a su socio y tocayo, Nicolas Wyss, detenta un prestigioso bufete con oficinas en Ginebra y París, es una referencia internacional en materia de defensa de derechos en el ámbito de las tecnologías actuales. En España, el abogado David Bravo va camino de convertirse en nuestro “Nicolas Capt” patrio, cosa con la que saldremos ganando todos.

El señor Capt, hombre mediático y pedagógico donde los haya, se prodiga en las televisiones tanto suiza como francesa con intervenciones muy seguidas por el gran público.

El Tomoscopio de Mimbre, gran seguidor de su labor ejemplar en materia de legislación en territorio Internet, rinde su homenaje a este inmenso profesional del derecho.

 

Poniendo rumbo a la modernidad: Tánger Metrópoli

¡uno!

¡Simulación de cómo quedará el puerto deportivo!

Tánger sigue dejando atrás sus años oscuros fruto del maltrato por parte del rey Hassan II, tras brillar gloriosamente para la Historia de los que la vivieron y visitaron. Una obsesión instalada en Mohamed VI que, casado con una tangerina, está haciendo resurgir a esta ciudad de cerca de un millón de habitantes de la catatonia en que se vio sumida.

Crucial fue el nombramiento del por entonces gobernador de Marrakech, para encabezar la magna transformación de esta urbe otrora cosmopolita. Tras el primer limpiado de cara de la ciudad, vino la construcción del puerto comercial más ambicioso del Mediterráneo, Tanger Med y cuya puesta en marcha está poniendo en dificultades a Algeciras el seguir manteniendo dicho liderazgo.

El penúltimo proyecto, porque en Tánger sólo puede hablarse así ya, es el denominado Tánger-Metropoli que con una inversión de 727 millones de euros del que surgirán nuevas zonas industriales, malecones portuarios, autopistas de circunvalación, pabellones deportivos, hospitales, centros culturales y mezquitas. Y la idea es tenerlo todo listo para finales de este 2017. Pero estoy con Abdellatif Bouziane en que descuidar el compromiso social que puede reportar este proyecto sería una torpeza que la juventud tangerina pagaría caro.

tanger-med-6_0

Gastronomía japonesa

Hari-Hari Nabe

Harihari nabe, guiso de ballena enana y mizuna. ¡Típico de la zona de Kansai!

El tramo final de la novela El Tomoscopio de Mimbre se desarrolla en tierras japonesas y como en episodios anteriores tampoco olvida la gastronomía local. Aunque lo primero que hay que tener en cuenta es que este país tuvo antes y un después a la apertura de puertas a países extranjeros.

Porque en los años anteriores a 1868 el pueblo japonés no era de comer carne. La base de la dieta siempre estuvo compuesta por cereales como el arroz, el mijo, el sorgo y el trigo sarraceno cultivados en alternancia con la cebada y otras legumbres. Para completar el menú incluían vegetales, pescados y algas.

Pero a raíz de entonces, y sobre todo tras la II Guerra Mundial, la gastronomía fue adquiriendo otras dimensiones. Los nabe son los guisos por excelencia del país, existiendo tanta variedad como regiones. Luego están la soba y los ramen, que son esos fideos que van en las sopas. Suelen llamar la atención los Takoyaki que son como una especie de bolas de harina frita rellenas de pulpo.

No obstante, la alimentación varía en función del festejo que marca el calendario: año nuevo, el día del niño, la entrada al colegio y así todo lo que puedan imaginar.

¡Y sí, también existe el sushi! Pero de ese ya tienen noticias a diario aquí en Occidente. Sin embargo, lo que probablemente no conozcan sean los Isakaya que, para que lo entiendan bien, vienen a ser una especie de bares de tapas. ¡No se los pierdan!

 

San Pellegrino: algo más que agua

Tiempos

¡Un agua con aroma a recuerdo!

Así como en España tenemos balnearios de renombre, La Toja, Lanjarón, Arnedillo, Mondariz, en Italia también tienen los suyos. Y uno de los más afamados, por la calidad de su agua mineral y por el imbatible márketing desplegado en su día, está enclavado en una pequeña localidad alpina casi fronteriza con Suiza: San Pellegrino Terme.

Esta estación balnearia vivió su siglo de gloria desde mediados del siglo XIX, aunque sus propiedades se conocían ya desde el siglo XIII, llamando la atención del mismísimo Leonardo Da Vinci que las estudió in situ. Lo típico en la época al convertirse en lugar de vacaciones era construir un lujoso casino donde se reunían las familias pujantes de la sociedad. Sin embargo, no pudo escapar a la caída en el olvido y en el deterioro de sus edificios, como muchas estaciones balnearias europeas.

El Tomoscopio de Mimbre introdujo en la novela un guiño a esta localidad tras una visita realizada en verano de 2006. Por motivos que no vienen al caso, el alcalde tuvo el detalle de abrir el Gran Casino, por esas fechas recientemente restaurado, y organizar una noche de baile para los jóvenes a los que acompañaba en ese viaje. La imagen que ven debajo es exactamente la que nos encontramos al entrar. La otra sorpresa fue conocer a la única residente catalana en el pueblo.

casino-san-pellegrino-terme-g

Vientos que pasan factura

¡No todos las trabas tienen esta candidez!

¡No todos las trabas tienen esta candidez!

Uno de los ejes de denuncia que recorre la novela El Tomoscopio de Mimbre es la degradación de las condiciones medioambientales que afectan a nuestra Tierra. A pesar de constituir un problema de máxima gravedad, hay ciertas “empresas” que no pierden ocasión de realizar operaciones a cualquier precio, como por ejemplo sucedió (y a saber si continúa sucediendo) en Panamá.

¿Por qué sospechar de la limpieza y buena intención de la mayor parte de estos negocios? Al igual que la economía sumergida tiene en la relación PIB-Consumo eléctrico una de las variables para estimarla, la cantidad ingente de abogados trabajando para posibles operaciones eólicas y ciertos ajustes de cuentas con resultado de muerte, para alguno de ellos, permite poner en la picota algunos de estos proyectos. Hasta el momento sólo está en ejecución una de las iniciativas eólicas radicada en la provincia de Coclé, donde se construye un parque eólico con una capacidad generadora de 225 megawatios.

Les dejo con una suerte de NODO Panameño en el que en vez de pantanos, el mandatario de turno visita parques eólicos. Pero a día de hoy, no hay forma de ponerlo en producción este de Penonomé por ¿motivos económicos?

Hanami: ¡cuando es primavera en Japón!

¡Celebración por todo lo alto en Japón!

¡Celebración por todo lo alto en Japón!

Que Japón es un país que merece una visita, pocos deben dudarlo a estas alturas. Pero si hay un momento del año en que este encuentro debe producirse, el inicio de la primavera tiene todas las papeletas para la rifa.

Más concretamente durante la celebración del Hanami. ¿Que qué eso? Pues viene a ser como aquí en España lo del Valle del Jerte multiplicado por mucho y convertido en fiesta nacional. ¡Venga yaaaa!, dirá alguno. Con decir que llegada la época, la “meteo” de los telediarios emite pronósticos sobre el florecimiento de los cerezos con objeto de que el personal organice sus excursiones para contemplarlo.

El Tomoscopio de Mimbre, gran enamorado de algunas tradiciones del Japón, hizo una pequeña mención a este acontecimiento en la vida de los nipones y les obsequia con esta imagen tan potente para su deleite.

hanami2

Un reportero como la copa de un Pino

¡Una vida al servicio del periodismo sin concesiones!

¡Una vida al servicio del periodismo sin concesiones!

Vio su primera luz en Barcelona pese a correr tiempos tan oscuros que lo llevaron a la cárcel todavía en brazos de su madre, por ser su padre oficial del ejército republicano.

Tras vivir parte de su infancia en Sevilla, su familia acaba por exiliarse en Tánger de la que acabara enamorándose de por vida. De nuevo, vuelta a Sevilla para comenzar la Universidad pero sus ansias de conocer mundo lo llevan en primera instancia a Alemania, para finalmente recalar en La Habana donde llegó a trabajar con personajes como el Ché Guevara. Al comienzo de la transición, es contratado por el periódico El País y más tarde por la revista Cambio16.

Pero la parte de la trayectoria de Domingo del Pino que más interesó a El Tomoscopio de Mimbre, al margen de sus más de 40 años de reporterismo de guerra y su infinito amor a Tánger, fue la labor que desempeñó en la embajada de Cuba en Rabat así como una pequeña amistad fruto de improvisadas tertulias políticas con Augusto Tolón, a quien está dedicada la novela.

¡Un excepcional ejemplo para las generaciones actuales de contadores de historias!