La cesta punta en Madrid

OSA Y MADROÑO

La cesta-punta arrasó en Madrid

En este blog hemos dado ya buena cuenta de la relación que el deporte de la cesta punta ha tenido con varios lugares de España y el mundo. Hoy le toca el turno a la villa y corte madrileña, aunque ya se mencionó a la capital de España en una entrada que presentaba la zarzuela titulada La Bruja y su Coro de los pelotaris, allí estrenada. Primer titular: “Madrid: capital del frontón”.

Para hacerse una primera idea de la magnitud que trato de mostrar, sólo tienen que echarle un vistazo al espléndido libro de Ignacio Ramos titulado Frontones Madrileños. En él se llegan a contabilizar hasta 22 frontones en la ciudad: Recoletos, Beti Jai, Madrid, Euskal Jai, Central, etc…

Por si esto les pareciera poco, deléitense con la novela La vida a dos paredes de Antonio Garrido que retrata el Madrid de los años treinta y cuarenta del pasado siglo a través de la vida de una mujer pelotari.

Anuncios

Amézketa, el último nihilista

amézketa

¡La Dolce Vita de un exilado español!

“No sé si pertenecía a este mundo. Era un privilegiado, porque tenía una visión ética de la vida extremadamente equilibrada”, dijo de él Pedro Arrupe, General de los Jesuitas, orden a la que perteneció hasta casi los dieciocho años. Tras los cuales se echó el petate al hombro y abandonó el seminario jesuita para huir de una mili poco atractiva para él en tiempos de Franco.

Y así fue como Ángel Amézketa llegó a Ginebra (vía París) donde consiguió, como muchos exilados españoles, un trabajo en la ONU. Lo que le permitió conocer a José Ángel Valente, y a Jorge Luis Borges de refilón. Pero entre el calvinismo que es muy cansino para determinados seres y la retirada de su pasaporte en la embajada, el destino le llevó en 1969 hasta Roma, donde le expidieron un pasaporte para quince días. Sin embargo, las gestiones realizadas por el padre Arrupe lo habilitaron para ejercer de bibliotecario de la sede jesuita en la capital italiana, por lo que se acabó quedando.

En El Tomoscopio de Mimbre es José Ángel Valente el que hace referencia a este poeta vasco, al constatar el origen y color de piel del protagonista. Utiliza la expresión “vasco aceitunado” acuñada en uno de los poemas del sabio de Aroniz.

¡De manera más lenta, pero 21000 visitas!

Una larga senda que comenzó en Abril de 2014 y que el pasado viernes, en otra manifestación de amabilidad de esas personas, alcanza un número tan inspirador como el de 21000 visitas ha quedado registrado en la página de venta de la novela El Tomoscopio de Mimbre, demostrando el interés que en ellas ha suscitado.

Una vez más, expresar mi agradecimiento a esas personas, algunas de ellas compradoras de la misma, y desear que disfruten de su lectura y de la ayuda que están prestando a CEAFA para arrinconar cada vez más a una enfermedad como el Alzheimer.

21000 visitas

Como se ve seguimos en el rango de venta 2 (no significa que se hayan vendido dos ejemplares, de hecho es el segundo más vendido) en la relación visitas/compra está en una escala del 1 al 9 siendo 1 el mejor rango.