Ginebra no es nombre de banco, pero…

Place_Molard

La Place Molard sin Jan Fabre

Cuando del ahora famoso Luis Bárcenas el gran público no conocía ni aspecto, ni mucho menos procederes, sí era vóx populi la existencia en territorio suizo de una de las mayores industrias financieras basada, cómo no, en el secreto bancario.

Si para España el turismo es fundamental para mantener a flote su economía, Suiza tiene basada su continuidad como país “con alto tren de vida” en el “calladitos estamos más guapos”. Una de sus plazas estrella es Ginebra, como capital económica de la zona francesa de la Confederación Helvética.

Aunque su elección como decorado de lujo para el desarrollo de El Tomoscopio de Mimbre, respondió a varias circunstancias que poco a poco se van desvelando a lo largo de la novela.

Las más sobresalientes, en lo sentimental, fueron la vivencia como exiliados de José Ángel Valente y María Zambrano. ¡Mis respetos a ambos! Aunque Miguel Servet, conocido en estos lares como Michel de Villeneuve, tuvo también su influencia.

Gaudí estuvo en Tánger…

Misiones Franciscanas en Tánger

El proyecto nunca realizado en Tánger

Si les dijera que El Tomoscopio de Mimbre descubrió que Tánger estuvo a un tris de ser la sede de una de las grandes obras de Gaudí, le tacharían de fantasear ya en exceso con la mítica ciiudad.

Pues a la izquierda, en la imagen, tienen la prueba. La pena es que sólo quedara en un boceto por aquello del agitado momento que vivía la zona del norte africano por mor de la guerra del Rif. Tampoco es descartable que el otrora pudiente Marqués de Comillas y mecenas del proyecto, Claudi López i Bru,  atravesara ciertas dificultades económicas en la época.

Dicen los que saben de arquitectura que las torres de la Sagrada Familia de Barcelona estaban inspiradas en este proyecto, que consistía en un conjunto compuesto por iglesia, convento, hospital y escuela, diseñado para unas Misiones Católicas Franciscanas en Tánger allá por 1892.

Para saber más…

Hiromi (ひろみ)

Haruna Yabuki

La modelo Haruna Yabuki

Cuando la historia que se recoge en El Tomoscopio de Mimbre empezó a fraguar en mi cabeza, a medida que iban pasando los días, iba definiéndose una imagen femenina que acabó erigiéndose en hilo conductor de fondo de la trama: Hiromi Fujishima. El nombre surgió de cortar y pegar diversos nombres que conocía a través de múltiples lecturas.

Un año después, me topé por azar con una página web francesa sobre nombres orientales en la que se hacía una atribución al nombre de Hiromi las virtudes de Gran Belleza, Gran Corazón, Gran Sabiduría y Mente Abierta. ¡Pues vale!, me dije.

Pero la gran sorpresa saltó hace unos días cuando de repente, en una página que se mostró en mi monitor de manera accidental, aparecía la imagen que preside esta entrada. Pertenece a una modelo japonesa llamada Haruna Yabuki, a la que no conocía de nada pero cuyos rasgos, similares a los imaginados para Hiromi, estuvieron siempre presentes a lo largo del alumbramiento de la novela.

Crimea, parte de la antigua Kazaria.

Jazaria

Mapa indicativo de la zona

No puede estar más de actualidad la península de Crimea con motivo de las revueltas que están acaeciendo en Ucrania, fruto de la ceguera política de rusos, europeos y norteamericanos.

Pero la causa del comentario de hoy no tiene carácter político sino histórico-geográfico, en relación a El Tomoscopio de Mimbre. Cuando hablamos en una entrada anterior de Hasday ben Saprut, mano derecha del Califa cordobés Abd al Rahman III, se hizo alusión a su condición de judío de Al Ándalus, concretamente de Jaén.

Lo que se dejó para más adelante, hoy por ejemplo, fue destacar su interés por contactar con el Khan Josué, rey de los Kazares, pueblo guerrero que conquistó tierras hasta conformar la extensión que describe la imagen.

El ansia batalladora parece subsistir, pese al transcurso de los años, en esta zona del mundo. Veamos qué nos depara esta vez, porque de los Kázaros nunca más se supo.

Bergen, lo más sureño de Noruega

Bryggen

Bryggen: una de las maravillas de Bergen

Para una localidad que tiene cerca una estación de esquí de verano, debido a que en invierno la nieve le llega al pecho a los postes del telesilla, lo de sureño puede sonar a broma de mal gusto pero es lo que hay. Aunque no es la única curiosidad que esta ciudad posee.

Por una parte, un paseo por sus calles acaba por aflorar alguna diversidad étnica sorprendente: de entre los sudamericanos, se lleva la palma la comunidad chilena. Por otra, toparse cerca de la puerta de salida de unos almacenes con un mendigo de bronce recostado, tiene su miga. Hasta que te cuentan que el ayuntamiento lo hace para recordar la de gente que lo pasa mal aunque en la ciudad no la haya.

Sin embargo, el currículum de la ciudad está, nunca mejor dicho, coronado por la famosa Princesa Kristina de tan grato como breve recuerdo para los sevillanos de mediados del siglo XIII. Todo esto y más queda recogido en las páginas de la novela El Tomoscopio de Mimbre, si están interesados.

Y si encima, todo esto se adereza con música de Edvard Grieg entonces tenemos el cuadro completo:

Freinet: el Celestino de las pedagogías libres

¡Todavía hay quienes no te llegan ni a la suela!

¡El maestro que dejaba soñar a los niños!

Hay que situarse en la Francia de entreguerras. Un joven maestro, reclutado para la I Guerra Mundial, la acaba herido en un pulmón. Aunque eso, lejos de hacerlo cobarde, lo armó de coraje. Ello unido a los cuatro años de convalescencia, que le hicieron ver claramente que el avance de una sociedad iba de la mano de una educación centrada en el alumno y su contexto.

Así, en su prueba y error diario, terminó siendo uno de los hombres que más ha contribuido a modernizar las pedagogías e inspirar todavía a un gran número de maestros y profesores.

El Tomoscopio de Mimbre, a través de un personaje de la novela como el maestro Don Everardo Loizaga, rinde su modesto pero emocionado homenaje a este “adelantado” que dejó entre otras perlas su libro Les téchniques Freinet de l’école moderne.

A continuación, un extracto de su pensamiento docente:

“La renovación escolar presupone una revisión a fondo de la pedagogía, un cambio radical en las técnicas de trabajo y de vida, una revisión sin la cual la reforma seguirá siendo una veleidad y una ilusión. […] No bastaría, de ningún modo, con una simple revisión de tipo técnico.”

 

Celestin Freinet construir el mundo de los sueños

Un adelanto de la novela…

La portada de la novela

La portada de la novela

Como primer aperitivo ahí tenéis la portada del formato PDF del libro. Alguno estará preguntándose, ¿la portada va en apaisado? La respuesta es SÍ, pero no sólo la portada; la novela al completo está maquetada en apaisado. Un gran trabajo de ilustración por parte de Andrés Gómez para la factoría sevillana LasombraTech.

Otra cosa es la versión que aparecerá en el resto de formatos, que todo indica será en vertical.

Como segundo aperitivo tenéis a vuestra disposición el primer capítulo de El Tomoscopio de Mimbre en versión PDF.