Marisol y la cesta-punta

sello cesta-punta

¡Aquellos maravillosos años!

¡Tranquilos todos! Quede claro desde el principio: “Marisol nunca jugó a cesta-punta”. Bastante tenía esta polifacética artista con hacer muy bien todo lo que hacía.

Con esta entrada de hoy en El Tomoscopio de Mimbre sólo se pretende abundar en la idea de que la cesta-punta era el deporte con el que todo famoso buscaba fotografiarse en aquellos años sesenta. Y todo debido a la popularidad de la que gozaba por entonces, a la altura del fútbol y los toros, si no más.

En la foto que aparece debajo, se puede ver a la artista en la entrega de trofeos al finalizar una velada en el frontón Beti Jai de Madrid.

jai alai madrid marisol

 

Listas gris oscuro casi negro

Mientras pensemos que no nos afecta...

Mientras pensemos que no nos afecta…

En pie, por favor; El Tomoscopio de Mimbre tiene un anuncio que hacerles: ¡ya no queda ni un solo paraíso fiscal! Pero pero pero, antes de la euforia y los festejos con banda municipal incluida, conviene comprender lo que hay detrás de ese titular.

Toda esta historia arranca en 2007, ante la gran estafa organizada por  determinados actores del sistema financiero occidental y la ¿presión? ejercida por determinados estados ante la impunidad fiscal de la que éste venía gozando.

Por ello se decidió el 2 de abril de 2009 que se aligeraba la lista negra de paraísos fiscales. La técnica lingüística es parecida a la utilizada por Bill Clinton en el caso Mónica Lewinsky. ¡Mal pensados!

¡Hombre, no se puede ya hablar de paraíso fiscal aunque nos la sigan chupando (la sangre). Y esto que se ha hecho, ¿por cojones? No; algo más simple: por colores.

Hemos pasado de tener listas negras, que no nos iban bien con el color de las cortinas, a presumir de listas gris oscuro, gris claro y blancas. Escala establecida en virtud del grado de dificultad en obtener información de los países que tan amablemente acogen el turismo fiscal.

paraisos

Four Strong Winds

Four Strong Winds

¡Cuando los vientos soplan fuertes…!

Esta entrada tiene una dedicatoria especial para la familia Serero de Montreal, buenos amigos de mis padres. Por eso hoy les presento una antigua canción del repertorio canadiense que han cantado los más grandes y casi siempre los más comprometidos.

Aparte de formar parte de la banda sonora de la novela El Tomoscopio de Mimbre, hoy nos sirve también como acicate para cambiar el modo de hacer las cosas. El espíritu de su letra transmite el mensaje de que cuando una situación no termina de remontar es tiempo de aprovechar alguno de los vientos para tirar en otra dirección.

País éste, Canadá, que ha sabido como pocos asumir la multiculturalidad existente en nuestro mundo. Dándose el caso de zonas donde casi se reproduce ese cosmopolitismo de la mejor época de Tánger, comentado en este blog en numerosas ocasiones. Excepción hecha, si cabe, de la “convivencia” de esas dos soledades como son Quebec y el resto del país.

De alguna manera también es el modo de anticiparles que las aventuras del protagonista de la novela, Román Arthés, tendrán una continuación en tierras de la hoja de arce en un futuro próximo (con permiso de la autoridad y si el tiempo no le impide).

Les dejo con esta versión del tema musical en manos de un grande de la música: Neil Young.

ETDM y Léopold Sédar Senghor

¡Un intelectual de muchos quilates!

¡Un intelectual de muchos quilates!

En ocasiones al hablar de los progresos de la Humanidad se olvida que, casi siempre, se han producido por inspiración de personas concretas. Hoy El Tomoscopio de Mimbre se enorgullece de traer a un primer plano la figura de uno de ellos. Un poeta, sí. Ensayista además. Político también, llegando a ocupar la Jefatura del Estado de su país.

Cuando Francia todavía no había imaginado la París-Dakar, este senegalés hizo en 1928 una travesía aún más dura: Dakar-París. Como buen estudiante de colonia francesa en la época, Senghor recaló en la Universidad de la Sorbona, que dejó al poco tiempo al no sentirse muy a gusto, para posteriormente ingresar en el Liceo Louis-le-Grand de máximo prestigio también. Allí coincidió con Aimé Césaire (amigo también de esta novela) y Léon-Gontran Damas con los que crearía años más tarde la revista El estudiante negro en la que desarrollaron el concepto de negritud acuñado por Césaire, con objeto de reivindicar la identidad negra frente a la cultura francesa impuesta. Posteriormente, se convertiría en el primer profesor de raza negra que impartió clases de lengua francesa en Francia.

Al ganar en 1951 las elecciones en Senegal propició el movimiento que desembocaría en la independencia del país, siendo su presidente los siguientes veinte años. Este intelectual con amplia trayectoria literaria dio a luz uno de los poemas más impactantes sobre la negritud de la piel. ¿Quieren conocer sus versos? En las páginas de la novela los encontrarán.

La cesta punta en Madrid

OSA Y MADROÑO

La cesta-punta arrasó en Madrid

En este blog hemos dado ya buena cuenta de la relación que el deporte de la cesta punta ha tenido con varios lugares de España y el mundo. Hoy le toca el turno a la villa y corte madrileña, aunque ya se mencionó a la capital de España en una entrada que presentaba la zarzuela titulada La Bruja y su Coro de los pelotaris, allí estrenada. Primer titular: “Madrid: capital del frontón”.

Para hacerse una primera idea de la magnitud que trato de mostrar, sólo tienen que echarle un vistazo al espléndido libro de Ignacio Ramos titulado Frontones Madrileños. En él se llegan a contabilizar hasta 22 frontones en la ciudad: Recoletos, Beti Jai, Madrid, Euskal Jai, Central, etc…

Por si esto les pareciera poco, deléitense con la novela La vida a dos paredes de Antonio Garrido que retrata el Madrid de los años treinta y cuarenta del pasado siglo a través de la vida de una mujer pelotari.

Amézketa, el último nihilista

amézketa

¡La Dolce Vita de un exilado español!

“No sé si pertenecía a este mundo. Era un privilegiado, porque tenía una visión ética de la vida extremadamente equilibrada”, dijo de él Pedro Arrupe, General de los Jesuitas, orden a la que perteneció hasta casi los dieciocho años. Tras los cuales se echó el petate al hombro y abandonó el seminario jesuita para huir de una mili poco atractiva para él en tiempos de Franco.

Y así fue como Ángel Amézketa llegó a Ginebra (vía París) donde consiguió, como muchos exilados españoles, un trabajo en la ONU. Lo que le permitió conocer a José Ángel Valente, y a Jorge Luis Borges de refilón. Pero entre el calvinismo que es muy cansino para determinados seres y la retirada de su pasaporte en la embajada, el destino le llevó en 1969 hasta Roma, donde le expidieron un pasaporte para quince días. Sin embargo, las gestiones realizadas por el padre Arrupe lo habilitaron para ejercer de bibliotecario de la sede jesuita en la capital italiana, por lo que se acabó quedando.

En El Tomoscopio de Mimbre es José Ángel Valente el que hace referencia a este poeta vasco, al constatar el origen y color de piel del protagonista. Utiliza la expresión “vasco aceitunado” acuñada en uno de los poemas del sabio de Aroniz.

Cuando tus datos pasan a ser producto

bd1

¡Las modernas bateas!

Hubo un tiempo en el que a casi nadie le importaba a qué hora salías de casa, qué recorrido hacías de camino al trabajo o en qué te gastabas el dinero. Y los poquísimos “cotillas” interesados en ello, no tenían los medios para monitorizar tantas fuentes como hoy es posible.

Es cierto que las empresas adquirían datos de los usuarios regalando tazas, balones y demás, tras recibir del cliente las protocolarias cinco tapas de yogures rellenando el cupón adjunto. ¡Pecata minuta, visto ahora!

En la actualidad cualquier movimiento, compra o consulta es registrado con total placet y/o desconocimiento de los usuarios en grandes bases de datos. Por eso, al abaratarse el procesado y almacenamiento de datos han surgido empresas que, utilizando algoritmos matemáticos sofisticados, están obteniendo de esos datos perfiles de comportamiento de los usuarios. Todo para llegar al paroxismo de la cuantificación del yo con objeto de comerciar con esos datos por parte de una serie de data brokers.

Algo de esto puede encontrarse también en El Tomoscopio de Mimbre.

bd2

La investigación en España

no más recortes

¡Absolutamente de acuerdo!

Me quedo con Roszak cuando en 1968 decía: “Cualesquiera que sean las demostraciones y los beneficiosos adelantos que la explosión universal de la investigación produce en nuestro tiempo, el principal interés de quienes financian pródigamente esa investigación seguirá polarizado en el armamento, las técnicas de control social, la mercancia comercial, la manipulación del mercado y la subversión del proceso democrático a través del monopolio de la información y del consenso prefabricado”.

En la actual era del cortoplacismo en la que todo se ha de sustanciar ya, la investigación tiene todas las de perder frente a la cultura del pelotazo. Hacerse rico de cualquier forma, normalmente de mala, lo acaba pagando, y nunca mejor dicho, el colectivo.

Si a eso se une el escaso aprecio y favor otorgados tradicionalmente por este país a todo lo relacionado con el conocimiento, tenemos harto complicado nuestro deambular por el siglo XXI como sociedad económicamente solvente.

Aquí donde a la inflación algunos la denominan inflacción, ¿por qué a algunos beneficios no los denominan beneficcios? Puede ser que abra la puerta a mucha gente al pensar que algunos sean bene-ficciones.  beneoficios

Como siempre, algún antepasado nuestro tenía su momento de lucidez y gustaba de ponerla por escrito:

baroja

Se llevaron por delante la cesta-punta…

trampa

¡A cada uno le va lo que le va!

…y van camino de hacer lo propio con la economía de todos. ¿A qué me refiero?: a las apuestas, obviamente. Desde el momento en que la mayoría de modernas herramientas financieras fueron diseñadas por ludópatas adeptos a la cofradía del egoísmo ilustrado, la economía se está trufando de vulgares chiringuitos que pueden mover ingentes montañas de dinero “del de apuntar” al modo de un casino.

Obviamente, las magnitudes no son comparables entre la economía y este deporte. Aunque algún detalle sí. Mientras se entiende que la apuesta, al igual que la sal, es el condimento del plato no existe problema como tal. Cuando el condimento pasa a ser el plato, mal vamos.

La buena noticia es que todo esto desparecerá cuando una masa crítica de personas se decida a emplear su dinero mayormente en proyectos de economía productiva.

no dejes que te roben la cartera

Huemul, la isla misteriosa

huemul

Un pufo salvó finalmente esta isla

En un lago formado por agua de glaciar en la Patagonia argentina, no muy lejos de la localidad de San Carlos de Bariloche, se encuentra la pequeña isla de Huemul.

Hoy en día no pasa de ser una reserva natural de gran valor ecológico aunque esconde en su seno una de las más fantásticas historias sobre nazis huidos de la Alemania hitleriana.

El general, y entonces Presidente de la República, Juan Domingo Perón en su ansia por convertir a Argentina en una superpotencia a cualquier precio, se dejó colar uno de los mayores pufos por cuenta de un grupo de científicos y militares del tercer Reich.

Más, en El Tomoscopio de Mimbre.

Isla Huemul complejo Reactor