Tánger también tuvo frontón de cesta-punta…

Pelotari de Eibar

Mi abuelo Joaquín

Aunque pueda parecer exótico, así fue. Entre los años 30 y 40 del siglo pasado el deporte de la cesta-punta echó raíces en la ciudad internacional de Tánger, cuando todavía no existía administrativamente el reino de Marruecos como tal.

Una villa que vivió de la modernidad aportada por la variedad de nacionalidades, etnias y religiones que convivían, fruto del estatus de internacionalidad del que gozaba por aquel entonces.

Y mi abuelo Joaquín tuvo el privilegio de formar parte del plantel de pelotaris, la mayor parte de aquellos años (algo tuvo que ver la guerra civil, para qué engañarnos). Una ciudad que acabaría acogiendo durante casi cuarenta años a este eibarrés, aventurero de la cesta-punta profesional. En El Tomoscopio de Mimbre más.

Anuncios

Javier, savia nueva para la cesta-punta

¡Un talento en ciernes!

Se llama Javier, madrileño de nacimiento y residente en un pueblo de Toledo. Pese a sus precoces once años ha adquirido una más que notable destreza en una disciplina tan apasionante como nuestra querida cesta-punta.

No obstante, y como era de imaginar, en su localidad no existe un frontón de las características mínimas para llevar a cabo su plan de entrenamiento. De ahí que deba desplazarse al menos un par de días entre semana (y algún finde) a las magníficas instalaciones cubiertas que la Universidad Complutense de Madrid. Además no deja pasar la más mínima ocasión vacacional para “peregrinar” a Gernika donde lo han adoptado y permiten que se entrene con los mejores.

Como todos podemos entender, dicha logística de desplazamiento no sería posible sin un “papá” apoyando incondicionalmente la afición de su hijo, donde además de chófer es entrenador. José Urrutia, que así se llama el señor, tras varios años residiendo en México (aunque su apellido delata sus orígenes) decidió un buen día, hace quince años, venirse a España.

En la imagen siguiente, se puede contemplar a la singular pareja recibiendo el reconocimiento del mayor crack que ha tenido este deporte en los últimos años: Iñaki Osa Goikoetxea.

Habrá que sacarlo de la Xistera

También conocida como cesta

El Tomoscopio de Mimbre saluda todas las iniciativas que busquen dar impulso al espectacular deporte de la cesta punta. Y recuperar, cómo no, la presencia que en sus tiempos de oro obtuvo en no pocos países.

No es la primera vez que se ha comentado en este espacio la enfermiza dependencia que llegó a tener este deporte en relación a las apuestas, siendo uno de los motivos de su brutal caída, sin perder de vista lo gravosas que resultan las herramientas para su práctica.

Por eso, un proyecto como XISTERA tiene en su agenda, a modo de prioridad, dar a conocer la cesta punta a los niños de forma que proliferen las asociaciones que soporten socialmente su nuevo auge.

El siguiente vídeo da una idea de este necesario proyecto. ¡Mucha suerte!

 

Ché…sta punta

Toda una leyenda en Argentina

La trayectoria del juego de “pelota” en Argentina (ahora, pelota paleta) da sus primeros pasos en 1776, ubicando el primer frontón a orillas del Río de la Plata, en la esquina noroeste de las actuales calles Tacuarí y México. De hecho, en Buenos Aires funcionaron con posterioridad algunos muy conocidos como los denominado Plaza Euskara, Frontón buenos Aires y Frontón Nacional y el trinquete del “Club de Pelota y Esgrima”, aún en activo.

Pero lo que no es conocido por el gran público es que la cesta punta, como la conocemos, surgió en las últimas décadas del siglo XIX inventado por un grupo de pelotaris vascos que practicaban el joko-garbi en frontones de Argentina. Tras varias modificaciones introducidas en la herramienta, tendentes a agrandar la chistera y jorobarla cada vez más para embolsar la pelota.

Eso llevó a un juego más fácil, rápido y vistoso permitiendo el atxiki (retención de la pelota) hasta el punto de adquirir gran popularidad, cruzando el charco de vuelta para enganchar a los vascos de ambos lados de la frontera del Pirineo y más allá.  Para luego, extenderse por medio mundo como bien queda reflejado en la novela El Tomoscopio de Mimbre.

Cesta, ¿dónde apunta?

Tuvo gran repercusión mundial

Los más fieles seguidores de El Tomoscopio de Mimbre conocen la estrecha vinculación de la novela con el deporte/espectáculo de la cesta-punta. Negocio deportivo que viene batiéndose en retirada tras una época gloriosa de medio siglo y cuya mayor apuesta, en la actualidad, tiene concernidos a los que especulan con su fecha de defunción y a los que sueñan con su renacimiento, cuan ave Fénix.

El siguiente vídeo es un testimonio de lo que fue deporte en 1938 en esa localidad de la Florida norteamericana.

¡Que Viva México (cada día más)!

¡Vuelve a lo grande!

El Tomoscopio de Mimbre saludó la información publicada con fecha 10 de Abril de 2017 en la que se anunciaba la reinauguración del Frontón de México, certificando el retorno del Jai-Alai a esta capital tras dos décadas de un conflicto laboral que desembocó en su cierre.
El corte de la cinta inaugural corrió a cargo de Salomón Chertorivki, Secretario de Desarrollo Económico capitalino y de Miguel Ángel Mancera, Jefe del Gobierno capitalino, entre otros.

Un nuevo tanto que se apunta este deporte en su lucha por volver a tener la presencia que merece su belleza.

Noticia retorno