Restaurante Versailles Miami

fhg

¡Más que un restaurante!

El Tomoscopio de Mimbre recupera de nuevo los aromas de la gastronomía cubana en la floridana Miami.

En esta ocasión le toca el turno a uno de los más afamados restaurantes: Versailles. Ubicado en la Pequeña Habana, como no, mantiene como nadie desde hace más de cuarenta años las esencias culinarias de la cocina cubana para disfrute de exiliados, turistas y nativos con buena boca.

Pero no queda ahí la cosa. Se ha convertido de facto en un centro sociológico de primera magnitud donde tomar el pulso a la sociedad del sur de Florida. Tan es así que ha sido objeto de visita por parte de presidentes, gobernadores y políticos buscando proyección.

En fin, un imprescindible en su próxima visita a estas tierras.

resver

Anuncios

El imperio “La Carreta”

¡Tradición cubana de casa!

¡Tradición cubana de casa!

Como ya es tradición desde que este blog inició su andadura, de vez en cuando aterrizamos sobre algún templo de la gastronomía mundial recogida en la novela El Tomoscopio de Mimbre. Hoy es el turno de la ciudad de Miami en la que encontramos uno de esos lugares donde saciar el estómago de comida y el alma de experiencias.

Bajo el nombre de La Carreta comenzaron a florecer, en el sur del estado de Florida, unos locales de comida casera cubana que siguen haciendo las delicias de propios y turistas. Quién les iba a decir cuando en 1976 abrieron su primer establecimiento en la (3632 SW) 8th Street que su fama les permitiría formar un imperio gastronómico de nueve locales que funcionan a pleno rendimiento.

La novela quiso mencionar concretamente el restaurante radicado en la localidad de Hialeah, (5350 W) 16th Ave, por encontrarse no muy lejos de uno de los mayores frontones de Jai Alai que existieron en la zona.

Les dejo, para que se relaman, una muestra de uno de los platos típicos y sabrosos del buen comer cubano: Ropavieja.

RopaVieja

 

Cesta, ¿dónde apunta?

Tuvo gran repercusión mundial

Los más fieles seguidores de El Tomoscopio de Mimbre conocen la estrecha vinculación de la novela con el deporte/espectáculo de la cesta-punta. Negocio deportivo que viene batiéndose en retirada tras una época gloriosa de medio siglo y cuya mayor apuesta, en la actualidad, tiene concernidos a los que especulan con su fecha de defunción y a los que sueñan con su renacimiento, cuan ave Fénix.

El siguiente vídeo es un testimonio de lo que fue deporte en 1938 en esa localidad de la Florida norteamericana.