Democracia Corinthiana

Camiseta Democracia Corinthiana

La camiseta de un carismático jugador

Hubo una época en Brasil, no tan lejana en el tiempo, en la que los militares mandaban mucho y no tenían mayor recato en emplear la violencia en sus formas más expeditivas ante cualquier brote de contestación popular.

Por esas mismas fechas, hubo en Sao Paulo también un club de fútbol como el Corinthians, capitaneado por el mítico Sócrates Sampaio de Souza, que también nació en Belén y aparte de las barbas tuvo el valor de plantar cara al statu quo represivo del momento. ¿Les suena la historia? Pues si el otro sanaba a los enfermos, Sócrates se sacó la carrera de médico.

Con el respaldo de una plantilla de jugadores muy comprometida con la realidad social que vivía el país, lideraron el movimiento Democracia Corinthiana que puso en más de un aprieto a las autoridades locales.

Aprovechando el desarrollo de la Eurocopa de Francia, El Tomoscopio de Mimbre quiere honrar en la figura del “doctor Sócrates” a todos aquellos que con su compromiso allanaron el camino para que una democracia en Brasil fuera posible. Al menos algo.

Quede aquí reseña de cómo homenajearon al jugador el día de su temprano fallecimiento.

En Eibar, el lunes, no era día aciago

Frontón Astelena de Eibar

La Catedral de la pelota a mano

Siempre que se habla de La Catedral, inmediatamente nos viene a la memoria el estadio de San Mamés en Bilbao. Pero no todo es fútbol en esta vida. La pelota vasca tiene también sus templos.

La “otra” Catedral, que tiene su ubicación en la localidad guipuzcoana de Eibar, es el frontón Astelena inaugurado, cómo no, un 24 de junio (como anteayer, ¡Felices San Juanes!) de 1904 en formato descubierto. Al poco tiempo se procedió a su cubrimiento y desde entonces, salvo por la guerra civil o su cierre por dos años en 2005, acogió grandes festivales de pelota a mano.

Este Astelena, en euskera lunes, recibe ese nombre por una curiosa escaqueada que se producía a mitad de jornada en las fábricas y talleres cuando se corría la voz de la celebración de algún partido de pelota en el frontón de la localidad.

Fue muy emocionante la primera vez que entré en él acompañado de mi abuelo, el pelotari Joaquín Gimeno Quintana,  en 1981, y por eso aparece recogido en El Tomoscopio de Mimbre como homenaje a éste.

Les dejo con un curioso vídeo filmado en las instalaciones de este frontón con motivo de un concierto de Rosendo en 2011.

Ricardo Zamora y la cesta-punta

ricardo zamora

¡Mira por donde no era una batallita del abuelo!

En ocasiones mi abuelo Joaquín destapaba el frasco de las esencias, escapando por su boca alguna que otra anécdota. La que hoy me viene a la memoria es una en la que me contaba cómo Ricardo Zamora, el mítico portero de la selección española de fútbol, y por aquel entonces enrolado en las filas del Español de Barcelona, se acercaba de vez en cuando al frontón donde entrenaba mi abuelo para dar unos cestazos contra la pared junto a ellos.

Debo reconocer que no siempre daba máxima credibilidad a esos relatos aunque me divertía mucho escuchándolos. La sorpresa me la llevé un día que llegó hasta mí una fotografía de la época en la que el guardameta aparecía con una cesta enfundada en su mano derecha.

Se ve que el tiempo del selfie aún no había llegado, si no estoy convencido de que hoy podría ofrecerles una instantánea de mi abuelo junto a esa gloria futbolística y se hubiera dado cuenta de ello en El Tomoscopio de Mimbre.

Chuetas: de Baleares, sí

Familia Chueta

No dejaron que el olvido los devorara

Una de las mayores gozadas en esta vida es acceder a las infinitas historias y conocimiento por medio de un libro. Otra de ellas es hacerlo cuando viajas.

Hace unos años tuve la oportunidad de acercarme por segunda vez a la ciudad de Ávila. En esa ocasión un paseo reposado por sus calles me condujo hasta una pequeña librería, regentada por un librero. Y hago hincapié en la aparente redundancia porque no siempre es así.

Este hombre, de trato afable, me hizo partícipe de una novedad editorial perteneciente al profesor José Jiménez Lozano y cuyo título rezaba Sobre Judíos, Moriscos y Conversos. Gracias a ese libro accedí a un conocimiento de grano fino sobre la deriva que tomó la Historia para aquellos residentes judíos en las Islas Baleares, una vez decretada su expulsión del país en 1492. Pactos incumplidos, denuncias falsas, persecuciones y, cómo no, autos de fe. Además de etiquetar como chuetas a aquellos que abrazaban la fe católica para evitar lo que consideraban males mayores para su devenir.

Fue curioso comprobar el verano pasado en Palma de Mallorca, como todavía hoy perviven ciertos apellidos chuetas en comercios y placas por las calles. Por eso en El Tomoscopio de Mimbre se quiso tener un afectuoso recuerdo para esta comunidad hoy integrada sin discriminaciones en esas bellas islas.

chuetas

La cesta busca su renacimiento en los EEUU

Auténticos atletas

Como ya se comentó en entradas pasadas de este blog, la famosa huelga de pelotaris de 1988 acabó dando la puntilla a una práctica deportiva muy extendida y lucrativa en un país que sigue pirrándose por apostar a todo lo que se mueva. Cierto es que las condiciones laborales de estos “héroes” se degradaron de tal manera (visados amenaza, seguros de enfermedad, jubilación, etc…) que hicieron estallar el conflicto.

Desde 2017, este país asiste a una consolidación lenta pero ascendente de la actividad puntista en ciertos complejos compuestos por casinos y hoteles del estado de Florida. Uno de ellos, el casino Magic City, ha apostado fuerte a pesar de los problemas para reclutar pelotaris extranjeros (ya se sabe que Trump hace política con la inmigración) y de la mano de Universidad de Miami, ha comenzado a reconvertir antiguos jugadores de fútbol americano y béisbol a puntistas exprés. Todo ello bajo supervisión del expuntista e intendente del frontón de Miami, el lekeitiarra Juan Ramón Arrasate.

Pero eso sí, el recinto previsto no será de 54 metros sino de 36. Tampoco será de piedra o cemento como es costumbre puesto que tanto el frontis como el rebote serán de cristal templado de 20 milímetros de grosor, dejando que la pared izquierda se construya de un material polimérico. Este diseño viene avalado por el expuntista Iñigo Kalzakorta, originario de Markina. ¡¡¡Suerte en la aventura!!!

 

Another “Brickell” in the Mall

La margen sur del río Miami esconde en la actualidad el gran pulmón financiero del estado de Florida, encuadrado en el distrito conocido como Brickell. Y recibió dicho nombre por la pareja de pioneros William y Mary Brickell que en 1870 tuvo la visión de montar casa y tienda en aquellas tierras que antaño fueron el hogar de los indios de la tribu tequesta.

Fue tal el impacto de su actividad económica que en 1896 atrajo la llegada del ferrocarril a la zona, lo que definitivamente catapultó su despegue como tierra de oportunidades. El polo donde se concentra la máxima expresión, hoy en día, del “must be” empresarial de dicho distrito es la Avenida Brickell donde se pueden encontrar numerosos organismos y delegaciones de entidades.

El Tomoscopio de Mimbre utilizó este escenario para el desarrollo de algunos momentos importantes de la novela.

Todavía colgados con Calvi

Roberto Calvi

¡Su cara no presagiaba nada bueno!

Ayer, en El Tomoscopio de Mimbre se hizo mención a un famoso puente de Londres, el de BlackFriars. En él se relataba telegráficamente un suceso que conmovió al mundo como fue la aparición del banquero italiano Roberto Calvi, con una soga al cuello, colgado del mismo.

Un hombre de la confianza absoluta del Vaticano, no en vano estuvo al cargo de las finanzas del IOR (Instituto de Obras para la Religión), eufemismo para no llamarlo Banco Vaticano. Hasta que, espeluznado por determinados movimientos que se realizaban con esos dineros, quiso informar del descalabro al que se abocaba la institución de continuar por esa senda.

Y ahí comenzó su “calviario”. Huído de Italia, recorrió no pocos lugares hasta llegar a Londres al saber que su vida pendía, a partir de ese momento, de un hilo. Profética metáfora que se vería superada sólo por el grosor de la cuerda.

Tal día como hoy, treinta y cuatro años después de aquello, todavía sigue coleando el asunto en los juzgados italianos, enmarañado por todo tipo de argucias procesales y con sus hijos fuera del país aún.

 

blackfriarsbridge

Los Uros y sus casas flotantes

Mapa del Lago TiticacaUna entrada publicada el mes pasado dejó a más de uno con la boca abierta al comprobar la magnitud del proyecto de ciudad flotante Freedom Ship retomado a lo bestia después de venirse abajo tras un huracán y los atentados del 11-S en 2001.

Esto tenía su enganche con un pasaje de El Tomoscopio de Mimbre sucedido en el lago Titicaca en el que el protagonista es invitado a pernoctar en una de las casas flotantes en los que la etnia Uro lleva habitando desde hace siglos.

Estas casas que pueden verse en la siguiente imagen, no andan exentas de su ingeniería. Sin conocerla de nada, estos nativos desarrollaron un sistema parecido al utilizado en la ciudad de Venecia. Más que nada para evitar aparecer por la mañana en medio del lago a la deriva.

Etnia Uros en el lago Titicaca

Mientras tanto en los EE.UU., ciertas mentes han decidido seguir dando vueltas a la idea y ya hay diseños salidos de algunos estudios de ingeniería con esta pinta y con papeletas de surcar en no mucho los océanos del mundo. Y como siempre los hay que ya están pensando en travasar ciertos paraísos fiscales a estas plataformas flotantes para continuar con el actual “mamoneo” financiero mundial.

barcos isla

Jai Alai en tierra de faraones

Faraones de la pelota

Tal como cuenta Juan Ignazio Zulaiga, gran pelotari y padre de gran pelotari, todo empezó cuando un campeón egipcio de boxeo, Haig Assadourian, en una de sus peleas en Italia a principios del siglo XX, conoció al militar retirado Giacomo Pagliarani, apodado «Il Colonello», por entonces gerente del Frontón Diana de Milán.

El italiano, introductor del Jai Alai en Italia, atendió la sugerencia del boxeador de abrir un frontón en El Cairo, del que años más tarde acabaría como encargado tanto de éste como el inaugurado en Alejandría, en unos tiempos en los que este país comenzaba a vivir su momento de esplendor.

Época ésta que acogió al ex-pelotari Teodoro Jáuregui que, tras jugar por medio mundo y emparejarse con la rebelde y aventurera bayonesa Jeanne Amélie Clerisse, “rebautizada” Marga en las Clarisas de Hondarribia, quedó gratamente impresionado por las loas a la tierra de los faraones del embajador británico en Egipto, lord Graham, con el que coincide en un festival de cesta en San Juan de Luz.

La pareja se echa la manta a la cabeza y pone rumbo a El Cairo, donde se codeará con las altas esferas hasta el punto de presentarse como los condes de Andurain. Y esto es debido al dinero que hereda la francesa de su familia, que le permite a Jáuregui comprar el 51% de las acciones de «Il Colonello» cuya gestión de los frontones era manifiestamente mejorable. Precisamente en el mismo 1925 en el que aterriza por esos lares Daniel Guridi, «Guridi I», pelotari de Arrasate, reclutado para el plantel en ambos frontones, cuyo testimonio ha permitido rescatar estos hechos.

El Tango del Chocolarte

Abuela Ili

El Chocolate de una abuela muy especial

En un viaje que realicé a la Alpujarra granadina allá por 2002 tuve ocasión de conocer, en un bar de carretera, a Mauricio Riera. Casualidades de la vida, había adquirido meses antes en Granada una caja de un desconocido chocolate en rama que su familia producía. Es bonito saber que La Abuela Ili es hoy una más que reconocida empresa en toda Andalucía. Pero tiene toda una historia detrás.

Creada en 1999 por Oscar Riera y Lidia Postigo “Ili”, venidos de la Argentina, arrancó con la producción de chocolates al baño María para los vecinos de la localidad alpujarreña de Laroles. Tras el fallecimiento de ésta en 2003, su hijo Mauricio fue poco a poco haciéndose con las riendas de la actividad hasta relanzarla en la vecina Pampaneira. ¿Cómo? Incorporando novedades tanto al diseño como a las combinaciones de chocolates, además de regentar hoy una tienda en plena Carrera de la Virgen en Granada capital.

Una de las curiosidades de esta casa es el proceso artesanal de fabricación para elaborar el chocolate en rama. Una vez caliente el chocolate, se vierte sobre una piedra fría, se extiende y, antes de que se solidifique, lo fragmentan en pequeñas láminas. Una delicia más y cuando ya han conseguido, después de no pocos sinsabores, su elaboración con chocolate del negro negro. Este detalle vino a endulzar un momento concreto de El Tomoscopio de Mimbre y por eso queda hoy reflejo aquí.

Más información…