¿Tren de Roma a Messina?

¡El otro puente maldito..., porque no existe!

¡El otro puente maldito…, porque no existe!

Una de las reliquias que el siglo XXI se resiste a dejar atrás la encontramos en Italia. Más concretamente, en el sur más sur del país. Y es que cuando se decidió, en su día, que el tren tenía que llegar a Sicilia como a cualquier otro lugar de la península italiana, al toparse en Reggio Calabria con el mar (¡quién dijo miedo!) optaron por la solución más a mano aunque un poco “amarravacas”: montar el tren en un barco.

Por si algún lector entiende que hoy toca inocentada, la imagen que se muestra abajo atestigua como el línea ¿férrea? continúa hasta Messina por…que yo lo valgo.

La novela El Tomoscopio de Mimbre, que también transcurre brevemente por tierras “azzurras”, recoge este hecho en un episodio con momentos hilarantes trufados de intriga.

trenrm2

Anuncios

Proyecto Mármara

¡Vaya....!

¡Cuando la voluntad y el dinero se dan la mano!

En un momento dado de la novela El Tomoscopio de Mimbre, la trama se sitúa en tierras otomanas. Concretamente en Estambul, la antigua Constantinopla.

Para reflejar la pujanza económica que muestra la actual Turquía se hace mención en uno de los capítulos al Proyecto Mármara, que tal y como puede verse en la imagen de la izquierda pretende unir Londres con Pekín mediante transporte ferroviario y cuyo punto crítico consiste en hacer pasar a este tren de alta velocidad por debajo del Estrecho del Bósforo.

Una megaobra de ingeniería que requiere una ingente cantidad de recursos financieros y materiales, al margen del tiempo que puede llevar su realización. De lo primero da cuenta el protagonista en el libro, contando su experiencia al participar en dicho proyecto de la mano de un lobby japonés.

La siguiente imagen les puede aclarar algo de esta magna empresa.

Proyecto Mármara