La cara negra de los aeropuertos

Aeropuerto de Cointrin

Un aeropuerto para dos países

Si existe algún lugar, como pocos, en el que la arbitrariedad ha venido haciendo nido a lo largo de estos años, este es en un aeropuerto. Y por si no hubiera bastante, los atentados del 11-S en Nueva York acabaron de poner la guinda al pastel.

Todos hemos recogido testimonios personales y relatados sobre los procedimientos  empleados por algún agente de la autoridad competente, más subidito de soberbia que de celo, protagonizando escenas que bordeaban el marco legal vigente.

En las páginas de El Tomoscopio de Mimbre se ha dejado constancia de algún que otro momento estelar acaecido al protagonista debido, precisamente, al color de su piel y otro sucedido en Nigeria donde lo oscuro no correspondía en este caso a ningún atributo personal.

Anuncios