Listas gris oscuro casi negro

Mientras pensemos que no nos afecta...

Mientras pensemos que no nos afecta…

En pie, por favor; El Tomoscopio de Mimbre tiene un anuncio que hacerles: ¡ya no queda ni un solo paraíso fiscal! Pero pero pero, antes de la euforia y los festejos con banda municipal incluida, conviene comprender lo que hay detrás de ese titular.

Toda esta historia arranca en 2007, ante la gran estafa organizada por  determinados actores del sistema financiero occidental y la ¿presión? ejercida por determinados estados ante la impunidad fiscal de la que éste venía gozando.

Por ello se decidió el 2 de abril de 2009 que se aligeraba la lista negra de paraísos fiscales. La técnica lingüística es parecida a la utilizada por Bill Clinton en el caso Mónica Lewinsky. ¡Mal pensados!

¡Hombre, no se puede ya hablar de paraíso fiscal aunque nos la sigan chupando (la sangre). Y esto que se ha hecho, ¿por cojones? No; algo más simple: por colores.

Hemos pasado de tener listas negras, que no nos iban bien con el color de las cortinas, a presumir de listas gris oscuro, gris claro y blancas. Escala establecida en virtud del grado de dificultad en obtener información de los países que tan amablemente acogen el turismo fiscal.

paraisos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.