Orson Welles y la cesta-punta

¡Menudo artista!

¡Menudo artista!

Este polifacético y versátil artista norteamericano dio muestras de sus dotes desde muy joven, encumbrándose con aquel simulado episodio radiofónico de La Guerra de los Mundos en 1938. Éxito que le daría la oportunidad de firmar con la cinematográfica RKO la realización de una serie de películas, de las que sólo pudo rodar tres años después su obra maestra titulada Ciudadano Kane. ¡De nuevo pelotazo, claro! A partir de ahí, las secuelas de la II Guerra Mundial trajeron a EEUU una ola de anticomunismo aventada por un senador de triste recuerdo llamado Joseph McCarthy, que no dudó en señalar a Welles como sospechoso de serlo.

Eso lo llevó a desplazarse a Europa para buscarse la vida que en su país se le había complicado en lo laboral. Y España fue donde mejor encajaron algunas de sus aficiones. Desde entonces estuvo obsesionado con filmar la universal obra de Cervantes, don Quijote de la Mancha. Pero también se enamoró de la tauromaquia así como de la cesta-punta. Tan es así que en su película Sed de mal dejó una pincelada de su afición a este deporte, corroborada por la imagen de portada.

Curiosidad a partir del segundo 45:

Anuncios

Crab & Beer Festival Baltimore

Crab Beer Baltimore

Para perder el sentido. ¡Pobre Pau!

Uno de los pasajes de El Tomoscopio de Mimbre quiso situar en Baltimore al entonces joven Pau Fortell (Ulrich Wessling) en una etapa posterior a la universidad, estrenándose en su primer trabajo. Ciudad norteamericana que también fue escenario de grandes veladas de cesta-punta, hoy venida a muy menos como en el resto del mundo.

Para ello el autor ambientó un escenario como el Crab & Beer Festival tan reputado en la localidad por tamaña degustación de este sabroso crustáceo durante unos días. Eso sí, bien acompañado de abundante cerveza.

Momento importante de la novela al determinar, y de qué manera, el futuro del personaje del informático que acompaña al protagonista. ¡No se lo pierdan!

Augusto: recuerdo cariñoso y respeto al legado

Augusto Tolón

¡Que sepas que todavía sigues inspirando a gente!

Como muchos de los seguidores de este blog ya conocen, la dedicatoria principal de El Tomoscopio de Mimbre tiene un nombre: Augusto Tolón. Hoy hubiera cumplido 80 años pero, ya se sabe, la vida.

Al margen de la cantidad de personas que amablemente me transmiten sus muestras de cariño, al recordarlo, cuando paseo por la ciudad. Y como siempre, muy agradecido por el destacado honor que le realizó el ayuntamiento en su momento dedicándole el Centro Cívico de Zona Norte en El Puerto de Santa María (Cádiz).

Tentaciones de un más allá de andar por casa

Religiosas de chocolate

¡Divinidad pagana!

Hay sabores míticos de una infancia que lo acompañan a uno toda la vida. En mi caso, mi rito iniciático comenzó en la mágica pastelería de Madame Porte en Tánger y el dulce en cuestión es el que pueden degustar con la vista aquí a la izquierda.

Este “pastelito” de nombre religiosa (más bien monja) es uno de los clásicos de la repostería francesa, elaborado básicamente con pasta choux (la de los profiteroles, vamos) y crema pastelera (de chocolate o café, normalmente).

La patente de su puesta en el mundo se atribuye al literariamente famoso Café Frascati de París, allá por 1856, regentado por un heladero napolitano en esas fechas.

Tanta huella dejó en mí este pastel, que se ha convertido en una costumbre al poner pie en territorio francés comprar el semanario Le Canard enchaîné y una de estas dulcicadezas.

Eso sí; el signo de los tiempos ha permitido a nuevas generaciones de reposteros echar a volar su imaginación para crear nuevas variaciones sobre el mismo tema.

 

religiosas

Cafiaspirina: lo toman los pelotaris

Cafiaspirina

¡Qué antigüedad!

No es la primera vez que trato de hacer entender a los lectores de El Tomoscopio de Mimbre que el deporte de la cesta-punta gozaba hace años de una popularidad y seguimiento inimaginable en nuestros días. Si me aceptan el símil, como el fútbol hasta hace unos años. Porque lo del fútbol, últimamente, ya ha adquirido tintes de proporciones insanas.

Una muestra más de esta gran presencia la constituye el hecho de que fuese protagonista de anuncios publicitarios de lo más variopinto. Dos de ellos recientes, el de Loewe y Carte Noire, coronan una lista que hunde sus raíces en un pasado nada cercano. Y no sólo en España.

Este “comercial” recuperado de los años 30 del siglo XX testimonia la imagen de “primo de Zumosol” atribuida a estos deportistas.

Cafiaspirina

La cara negra de los aeropuertos

Aeropuerto de Cointrin

Un aeropuerto para dos países

Si existe algún lugar, como pocos, en el que la arbitrariedad ha venido haciendo nido a lo largo de estos años, este es en un aeropuerto. Y por si no hubiera bastante, los atentados del 11-S en Nueva York acabaron de poner la guinda al pastel.

Todos hemos recogido testimonios personales y relatados sobre los procedimientos  empleados por algún agente de la autoridad competente, más subidito de soberbia que de celo, protagonizando escenas que bordeaban el marco legal vigente.

En las páginas de El Tomoscopio de Mimbre se ha dejado constancia de algún que otro momento estelar acaecido al protagonista debido, precisamente, al color de su piel y otro sucedido en Nigeria donde lo oscuro no correspondía en este caso a ningún atributo personal.

Una simple canción prendió la chispa

anna maria jopek

Anna Maria Jopek: una voz espectacular

Las circunstancias en las que se fraguan determinadas relaciones afectivas en la vida, darían para engrosar la prolífica categoría de misterios insondables. Entre experiencias propias y ajenas, además de la abundante literatura al alcance, la casuística al respecto daría para ocupar muchos gigabytes de un disco duro.

En las páginas de la novela El Tomoscopio de Mimbre se producen varios de ejemlos de esto, aunque dos de ellas de una gran importancia para el desarrollo de la trama. Ahora les toca descubrir durante la lectura, cuál de ellas tiene relación con esta “simple canción” que provoca una ignición en la vida del protagonista. Deliciosa versión del tema polaco Cichy Zapada zmrok en la voz de esta excepcional intérprete: