¿Africultura?

airegin

Famoso tema cuya gracia está en leerlo al revés

En entradas anteriores del blog se presentó a un personaje de la novela El Tomoscopio de Mimbre, perito de minas para más señas, que motivaba una aventura por tierras nigerianas del protagonista.

Desde un primer momento la banda sonora correspondiente a este episodio y época, se presentó de la mano de Sade Adu que acababa de explotar en las listas musicales con su Smooth Operator y de un clásico del jazz, Airegin, esta vez en versión de Manhattan Transfer junto a Jon Hendricks.

Quedan en las mejores notas con este vídeo grabado en 1984 en el festival suizo de Montreux (@MontreuxJazz) con la mítica actuación de Sade:

Anuncios

Todavía colgados con Calvi

Roberto Calvi

¡Su cara no presagiaba nada bueno!

Ayer, en El Tomoscopio de Mimbre se hizo mención a un famoso puente de Londres, el de BlackFriars. En él se relataba telegráficamente un suceso que conmovió al mundo como fue la aparición del banquero italiano Roberto Calvi, con una soga al cuello, colgado del mismo.

Un hombre de la confianza absoluta del Vaticano, no en vano estuvo al cargo de las finanzas del IOR (Instituto de Obras para la Religión), eufemismo para no llamarlo Banco Vaticano. Hasta que, espeluznado por determinados movimientos que se realizaban con esos dineros, quiso informar del descalabro al que se abocaba la institución de continuar por esa senda.

Y ahí comenzó su “calviario”. Huído de Italia, recorrió no pocos lugares hasta llegar a Londres al saber que su vida pendía, a partir de ese momento, de un hilo. Profética metáfora que se vería superada sólo por el grosor de la cuerda.

Tal día como hoy, treinta y cuatro años después de aquello, todavía sigue coleando el asunto en los juzgados italianos, enmarañado por todo tipo de argucias procesales y con sus hijos fuera del país aún.

 

blackfriarsbridge

BlackFriars: “il ponte maledetto”

Puente de BlackFriars

El Puente de los Monjes Negros

El puente Blackfriars de Londres cruza el río Támesis a la altura de una calle de igual denominación, no muy lejos de la Tate Modern Gallery. Tal como se aprecia en la imagen, una estampa sin igual con la catedral de San Pablo detrás es la que suele recordar todo visitante.

Vino en adquirir fama mundial un 18 junio de 1982, cuando el responsable del italiano Banco Ambrosiano y del Instituto de Obras para la Religión (Banca Vaticana), Roberto Calvi, apareció “soga al cuello” bien amarrado a uno de sus arcos. Presentado como suicidio en un inicio, se probaría años más tarde que todo apuntaba a un asesinato.

El Tomoscopio de Mimbre pasa muy de puntillas sobre este asunto, aunque no deja de recordar el suceso. Cosa que sigue haciendo su hijo todavía, intentando desemascarar a los auténticos culpables. Pues lo tiene crudo…

Edward Snowden: ¿Hacker o Cracker?

hacker-cracker

¡Qué trabajo cuesta que la gente lo tenga claro!

No es de extrañar que este tema vuelva a tener cabida en este blog. A lo largo de la novela El Tomoscopio de Mimbre se visualiza en varios momentos cómo el protagonista ha de adquirir terminales móviles de “usar y tirar”. Una práctica habitual cuando una persona no desea ser rastreada por quienes pueden estar interesados en conocer su paradero.

Este tipo de comportamientos que hasta hace un año podía encuadrarse en el marco de fútiles paranoias o carne de guión para una película, ha tenido su refrendo, ¡y más allá!, al conocerse la información que oportunamente filtró Edward Snowden al periódico británico The Guardian.  Esos datos pusieron en evidencia a la Administración Norteamericana que por mil veces venía negando el sistemático y masivo espionaje de datos tanto a enemigos como a aliados. Esto último no muy bien acogido por unos gobiernos supuestamente “amigos”.

Se cumplen en estos días tres años de la petición de asilo de Edward Snowden en Rusia para evitar su escarnio integral. Un personaje que quieren que pase a la Historia como el gran traidor de su patria cuando lo que ha conseguido es advertir al mundo sobre la calidad del escrúpulo que gasta el gobierno de los EEUU en esta materia.

Les dejo, a golpe de clic, un magnífico artículo de Enrique Dans ofreciendo su visión al respecto.

El bitcoin ataca de nuevo

Bitcoin digital

Una controversia más a la que enfrentarnos

“Igual que el Estado se separó de la Iglesia, ahora toca que el dinero se separe del Estado”, sentencia que forma parte del documental creado por Nicolas Mross para analizar el fenómeno del bitcoin.

Una de las máximas practicadas en nuestras clases de Filosofía en el Bachillerato, nos presentaba las diversas perspectivas por las que se permitía abordar una cuestión. No obstante, uno de los dilemas esenciales en las que acababa cayendo todo debate se encuadraba en el famoso “la libertad y el problema del mal” que desde Epicuro ha tenido en San Agustín de Hipona y Leibniz fieles herederos reflexionando al respecto.

Eso mismo ocurre en este caso, dado que por una parte están los ciudadanos escaldados tras la crisis, que se plantean la utilización de una moneda descentralizada y emancipada del sistema financiero y, por otra, los que han hallado en ésta un valor en el que invertir, dando nuevos bríos a los codiciosos operadores de bolsa que acaban poniendo patas arriba la economía real de las personas. Ahí queda la reflexión, compartida también por El Tomoscopio de Mimbre.

Para aquellos interesados en saber cómo se realiza una transacción mediante bitcoins, ahí tienen:

Infografía Bitcoin

Le “Petit Taxi”

petit taxi

Un peculiar modo de transporte

Una de las estampas habituales de Tánger, y a la vez mal conocida por los turistas novatos, es la de una legión de vehículos Fiat Punto de color turquesa, con raya amarilla horizontal a media altura, que circulan recogiendo y soltando pasajeros por sus calles.

Y digo mal conocido porque no responde exactamente al concepto de taxi al que en España estamos acostumbrados. Ya no sólo por el precio, ridículo por cierto, sino por ese peculiar sistema que deja al arbitrio del conductor ir deteniéndose en cualquier momento a subir nuevos pasajeros además de los presentes.

Aún así tiene su encanto siempre y cuando el conductor no esté aquejado de diarrea verbal tal, detalle recogido en uno de los capítulos de El Tomoscopio de Mimbre.

Sevilla como escenario inmejorable

Jardines_Murillo._Sevilla

Enclave mágico de los Jardines de Murillo

En el tiempo que lleva de andadura este blog, no son pocas las referencias que se han realizado a la ciudad de Sevilla: el Frontón Betis, el Frontón Sierpes, el grupo de música medieval ARTEFACTUM, la Expo ’92, El legado alemán en Andalucía, El patrón alado de Venecia en Sevilla, El Dragón Verde… ¡Y las que quedan!

Es de justicia reconocer que Sevilla da mucho juego para cualquier contador de historias por su riqueza tanto histórica, antropológica como arquitectónica. Por eso también era de justicia que algunos de los momentos mágicos de El Tomoscopio de Mimbre tuvieran lugar en esta mítica ciudad.

Quédense con la imagen de esta entrada en sus retinas porque es el sitio donde surge la relación del protagonista con la hermosa Hiromi.