Un vino de “chapeau”

Un lujo al alcance de todos

Un lujo al alcance de todos

Hay una escena de El Tomoscopio de Mimbre en que se hace alusión a un tipo de vino de la comarca Jerez-Xeres-Sherry de un sabor y color inigualables: el vino oloroso seco.

Desde esta entrada se quiere hacer un homenaje a quienes, en mi opinión, mejor consiguen transformar la uva en este río de oro líquido. Y no son otros que los de la Bodega González Obregón de El Puerto de Santa María (Cádiz).

El propio autor de El Conde de Montecristo, Alejandro Dumas, no quiso dejar de alabar estos vinos en su obra y cómo no, en un libro poco conocido de él por estos lares como era El Gran Diccionario de la Cocina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s