La Yakuza; más que una mafia

Inagawa Kai

Un símbolo que pone en guardia

Son múltiples las referencias que de este grupo o secta japonesa hemos recibido en Occidente a través de noticias, novelas y películas, y últimamente por los cómic manga. Pero apenas nos llegó mención alguna de que sus tentáculos alcanzaran otros países; y menos latinoamericanos. Pero no por ello deja de ser una realidad.

Es por eso que El Tomoscopio de Mimbre, fruto de una notable labor de documentación, situó tanto en Brasil como Perú varios episodios en los que esta organización buscaba obtener pingües beneficios económicos de actividades poco edificantes bajo el manto de ciertas empresas tapadera.

Poco queda ya de aquellos primeros yakuzas rescatadores del espíritu samurai que pese a lo descafeinado de su herencia en la actualidad, reservándose para sí los lucrativos negocios del juego y la prostitución entre otros, buscan desesperadamente reinventarse a marchas forzadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.