Los mercaderes de gloria

andaCuando el dramaturgo francés Marcel Pagnol se decidió a escribir su primera obra de teatro, no lo pudo haber hecho con mejor puntería. Es conocida su estelar carrera, con obras cumbre como Marius que lo llevó a Hollywood, aunque a El Tomoscopio de Mimbre le interesó pararse en esa primera, creada en 1925 que se tituló “Los Mercaderes de Gloria”. Ya se sabe que cada guerra hereda un teatro y esta pieza es fiel exponente de las miserias de la I Guerra Mundial.

Todo un alegato, en apariencia antimilitarista, que en realidad blande su espada en la hipocresía de una sociedad necesitada de ensalzar a héroes y ciertos miembros de ella dispuestos a aprovechar el tirón social que la memoria de sus allegados les puede reportar. Concretamente en el plano político, tal como le ocurre al padre del personaje. Menos mal que la agudeza de Pagnol retrata en pocas palabras, puestas en boca de un político en la obra, una de las grandes verdades de la vida aún hoy: “Querido, en política, todo es comedia. Incluso cuando uno es sincero, cosa que hasta puede ocurrir a veces, hay que teatralizar la sinceridad, porque de otra manera la gente no se lo creería“. ¡Anda que no!

Anuncios

Qinghai: el oasis del Cordyceps Sinensis

¡Tú lo que quieres es que coma el hongo...!

¡Tú lo que quieres es que coma el hongo…!

¿Que dónde está Qinghai? Pues es una meseta que se encuentra en pleno Tibet. Sí, sí; un lugar perdido sólo apto para nativos y excursionistas de montaña. No muy diferente a otros parajes que son de habitual formato por la zona.

¿Qué tiene de especial entonces? Un ser vivo la mar de curioso… y sorprendente. Una oruga que cuando el frío (ese que trae la cruda nieve) invade la meseta, se pone a hibernar para aguantar el tirón. Momento que aprovecha un hongo que habita por el vecindario, para colarse en su interior y chuparle los nutrientes. De paso, le provoca a la oruga una metástasis que la acaba destrozando. ¿Y el hongo? Como ya ha demostrado quién la tiene más grande, adquiere la forma de un bastón reseco portando las esporas que parasitarán más orugas.

¿Y este es el interés que tiene la entrada de hoy? Para el National Geographic, a lo mejor. Saber que en japonés al bicho en modo palo seco lo llaman Tochukaso, ¿vale? Parece que no. Bueno pues entonces El Tomoscopio de Mimbre pasa a desemascarar los beneficios para la salud que se le atribuyen y que ha suscitado la atención de no pocas empresas biotecnológicas. Se dice que va muy bien para la tuberculosis, asma, impotencia, cansancio crónico, psoriasis, anemia, etc… Pero lo más importante, es que se obtuvo el factor FTX-20, principio que ayuda mucho al organismo humano a evitar el rechazo de un transplante de órgano.

Cordyceps-sinensis