El “Apeles de las líneas negras”

¡Así quiso mostrarse a la Historia!

¡Así quiso mostrarse a la Historia!

Es cierto que la imagen de la izquierda es muy conocida, no hay duda. Sin embargo, no todo el mundo al que se le pregunta es capaz de acertar con el autor de este autorretrato.

El Tomoscopio de Mimbre, gran admirador de la figura del genial pintor, dibujante y grabador, Alberto Durero, no desaprovechó la ocasión para incluirlo en un momento culmen de la novela aunque fuese ya en sus postrimerías.

El “Apeles de las líneas negras”, como lo definiera Erasmo de Rotterdam, y figura emblemática del Renacimiento Alemán, destacó por la minuciosidad en su faceta de observador del más recóndito detalle lo que confirió una enorme calidad al trazado de cualquier dibujo que salió de sus manos.

durero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.