Tánger también podía dejarte “helado”.

Heladería Coloma

Así recuerdo la Heladería Coloma de Tánger

Uno de los templos en la elaboración de helados en Tánger siempre fue nuestra recordada Heladería Coloma. Aunque mi memoria gustativa sea más fina y no olvida aquellos helados de diez bolas en cucurucho con el que se nos premiaba, de niño, en ocasiones excepcionales.

Esta heladería tuvo su primera radicación en la calle Marco Polo, para luego establecerse en la calle Juana de Arco (ahora Allal Ben Abdellah).

Me contaba mi madre que uno de los placeres de mi abuelo Joaquín, en sus años de pelotari en la ciudad, era subir la cuesta del Hotel Cecil hacia el Sagrado Corazón, hacer su parada en Coloma y degustar en plato con cuchara sopera ese río de felicidad congelada. Lo encontrarán, cómo no, en las páginas de El Tomoscopio de Mimbre.

Anuncios

ETDM y María Zambrano

María Zambrano

La María Zambrano más personal y universal

No es la primera vez, ni será la última, que se haga referencia en este blog a la figura de María Zambrano.

La excusa que nos lo permite hoy es la presentación ayer hace tres años del VI volumen de las Obras Completas de la pensadora, escritora y profesora.

Pese a que entre los escritos recopilados en esta obra se encuentran más de 200 textos autobiográficos, ello no resta en absoluto el carácter universal de esta veleña cuyo pensamiento está de máxima actualidad, si cabe, en estos días en los que los acontecimientos no paran de darle la razón.

El Tomoscopio de Mimbre se felicita por este empeño en mantener vivo un pensamiento imprescindible y quiere contribuir también con su publicación a la vigencia de su figura entre nosotros.

Rinconete y Cortadillo 2.0

Logotipo de esta red social

Logotipo de esta red social

Es posible que muchos de los que lean esta nueva entrada del blog conozcan de una forma u otra la red social Panoramio. Para los que no, pueden quedarse con la idea de que muestra todas aquellas fotos propias que sus miembros suben y que quedan geolocalizadas en una aplicación como Google Maps.

Lo que algunos puede que conozcan es que la pareja que alumbró esta idea es de origen español, llamando la atención del gigante tecnólogico Google que les acabó comprando la aplicación. Aparte de los suculentos dólares del contrato, la pareja debía comprometerse a pasar los siguientes tres años en la sede suiza de Zurich, propiedad de la empresa multinacional norteamericana.

Pero lo que me temo no sepa la mayoría de los lectores es la pícara forma que utilizó esta pareja para dopar la aplicación en sus inicios. Dado que la experiencia dice que las aplicaciones mueren por falta de actividad y de usuarios, Joaquín Cuenca y Eduardo Manchón ni cortos ni perezosos pusieron a familiares y amigos a subir todo el arsenal de fotos a su disposición durante una buena temporada. El resto ya es historia… Y exitosa por cierto. Más en El Tomoscopio de Mimbre.